miércoles, 17 de octubre de 2012

CONFERENCIA DE PRENSA DEL DR. WILLIAM BRICEÑO CASO: CARDENALES DEL ÉXITO

CONFERENCIA DE PRENSA DEL DR. WILLIAM BRICEÑO CASO: CARDENALES DEL ÉXITO Luego de dos años de haber intentado una acción legal en representación de la Organización Publicitaria Cardenales del Éxito, C. A., en contra de la sociedad mercantil Cardenales del Éxito, C. A., firma comercial que desde el 18 de mayo de 2010, hizo uso ilegal del nombre “Cardenales del Éxito”, el Tribunal Primero de Primera Instancia Civil, Mercantil y de Tránsito de la Circunscripción Judicial del estado Zulia, dictó sentencia conforme a la cual, declaró “NULO EL ASIENTO REGISTRAL DE CARDENALES DEL ÉXITO, C. A.”, que está inscrita en el Registro Mercantil Cuarto de la Circunscripción Judicial del estado Zulia, bajo el N° 35, Tomo 30-A, de los libros que lleva ese registro. Esta decisión tribunalicia esclarece definitivamente una controversia que no ha debido nunca plantearse. Una actitud irresponsable de aventureros, pretendieron confundir a la opinión pública zuliana y venezolana, sin tomar en consideración el perjuicio causado a una institución gaitera que es patrimonio de nuestra historia regional, sin pensar incluso, en el atentado contra la zulianidad, subestimando la inteligencia de un pueblo como el nuestro, porque dificulto que un solo zuliano, ponga en duda que el nombre de Cardenales del Éxito, pertenece a Jesús Ángel “Chichilo” Urribarrí, no sólo porque la marca y la denominación comercial de ese nombre, está registrado como ordena la ley, en la Dirección de Registro de la Propiedad Industrial, desde el 17 de septiembre de 1984, y que ha venido cumpliendo con sus respectivas renovaciones, sino porque ha sido, desde 1986, cuando “Chichilo” Urribarrí adquirió Cardenales del Éxito, un hecho público y notorio. Hermosas páginas de nuestra historia gaitera se han escrito con Cardenales del Éxito desde esa fecha; gloria que se han empeñado en salpicar sólo por un obsesivo deseo de apropiarse de un nombre, haciendo uso hasta del irrespeto a la memoria de un honorable zuliano como Pedro Suárez; porque, como lo dije en una ocasión, si fuera cierto que Pedro Suárez le cedió el conjunto Cardenales del Éxito a su hermano Tito Suárez en 1980; y luego, en 1986 se lo vendió a “Chichilo” Urribarrí, como es sobradamente sabido, entonces Pedro Suárez habría cometido una estafa, y una estafa agravada, porque antes de vendérselo a “Chichilo” Urribarrí, en 1984 lo registró por ante el Ministerio de Fomento con su nombre, cediéndoselo a Urribarrí un año después de vendérselo; es decir, en 1987. En este juicio que ha culminado, se ha ventilado no sólo un asiento registral indebido, que el tribunal ha sentenciado en contra de Tito Suárez, sino la honorabilidad de un hombre, a cuya memoria le han propinado una afrenta. Todo se ha esclarecido. Existe un sólo Cardenales del Éxito, y éste está registrado comercialmente bajo el nombre Organización Publicitaria Cardenales del Éxito, C. A., en la Dirección de Registro de la Propiedad Industrial del Ministerio de Fomento, bajo el N° 18.431-D, con vigencia hasta el 17 de septiembre de 2024. Los falsos Cardenales del Éxito, serán anulados en los libros del registro mercantil, y la digna memoria de Pedro Suárez, ha sido reivindicada.