lunes, 13 de enero de 2014

FOTO: “Hay que tratar de unir las fuerzas De todos los grupos políticos”

Oscar D' León
El sonero utiliza el twitter para decir lo que piensa, por encima de las divisiones grupales del país Un día pide la libertad del Comisario Iván Simonovis y otro canta en el festival turístico de Mérida, auspiciado por el gobierno. Rosana Ordóñez Intopress, especial Cuando comienza el 2014, muchos pensadores coinciden en la necesidad de encontrar elementos convergentes que contribuyan a limar las profundas diferencias que se han desatado en los llamados dos grupos políticos, mientras el cuarenta por ciento de los electores prefirió la abstención. Desde su música y su twitter, el sonero, Oscar D' León, intenta fijar posiciones en beneficio del país y del mundo, sin importarle a quienes agradan o quienes lo rechazan, la semana pasada pidió a través de la red social Twitter la liberación del ex comisario Iván Simonovis.“Jamás he pedido nada, pero hoy quiero rogar por la libertad de Simonovis”, dijo. Tras el mensaje, el cantante comenzó a recibir comentarios a favor y en contra de su pedido. “Basta ya de insultos. Tenemos derecho de vivir en Paz. No necesito que me sigan gente llena de odio del lado que sea. Yo vivo para amar”, aseguró el músico. “Saber perdonar es de hombres. Qué triste es el ser que vive solo para odiar. Viva mi Venezuela unida”, resaltó, Oscar Emilio León Simoza, mejor conocido como Oscar D'León, nacido en una populosa parroquia caraqueña. Su talento innato y una gran disciplina lo han convertido en el más grande exponente patrio del género caribeño. -Jamás he necesitado de la política para triunfar en el mundo”, aclara quien desató una gran polémica al anunciar en su perfil en la red social que no participó en las elecciones presidenciales de este domingo "para no ser desleal con los dos bandos". -No tengo tendencia política. Solo soy amigo de todos, es mas ayer no vote, como siempre pensé. Por no ser desleal con los dos bandos" escribió " "Por qué Ledesma, Capriles, Borges, Maduro, Chávez, Leopoldo, Kiko, Carla Angola, Roland, Globovisión, o VTV, son mis amigos y no seré desleal con ellos". Tuvo que aclarar luego que la música no entiende de diferencias sociales, políticas ni geográficas y por ello es tan maravillosa, y ante comentarios de corte racista, como un twitero que lo llamó negro de Antímano, recordó que los músicos son de la gente del color que sea y aclaró que “no debemos utilizar nuestro arte para dar mensajes de un lado o de otro”. Lo llamativo del caso es que no se trata de una posición ajena a la política, sino de un empeño, coherente de reforzar la idea de que "Venezuela somos todos y por lo tanto evita divisiones en el país. El 22 de julio, reflexionó en voz alta, a través de las redes, sobre el clima político y polarización que hay en el país asegurando que no hay motivos para discutir cuando, "cada quien sabe lo que hay que hacer el 7 de octubre. Venezuela es mía como es tuya. Solo tú decides". Así respondió a los ataques por participar en la Feria Internacional de Turismo de Venezuela (Fitven) 2013, en Mérida, asegurando que siempre apoyará las cosas buenas que se hagan en el país, “vengan de donde vengan”. “Los que me han criticado mi participación en el FITVEN 2013 en Mérida… Les agradezco que no me sigan”, advirtió. Ahora, luce como del lado contrario, al desafiar a las autoridades y unirse a las voces que piden la libertad para el comisario Iván Simonovis y otros detenidos. “Siempre apoyaré las cosas buenas que se hagan en mi país. Vengan de donde vengan. Critica menos y trabaja más por nuestro país”. En otro tuit aclaró que “He llegado a donde he llegado por mi talento y mi equipo. Tus críticas me tienen sin cuidado. Todo el que solo sabe criticar es un infeliz”. “Soy venezolano que vengo de bien abajo y nunca he necesitado ningún color para llegar al corazón de millones de personas alrededor del mundo”. El impacto de los mensajes de Oscar D' León ha sido tal, que ahora se atreve a denunciar hechos concretos, por eso en días recientes reclamaba: ¿Por qué tanta desidia con mi Caracas? "¿Será posible que el niño Jesús nos regale la reparación del túnel del Valle al Cementerio? ¿Por qué tanta desidia con mi Caracas?", cuestionó el intérprete a través de su perfil en la red social Twitter (@OscarDLeon). Invitó a las autoridades a verificar el estado del mencionado túnel para determinar "si los caraqueños merecen tanto abandono". El artista no se limitó a criticar, sino que ofreció algunas soluciones. "Esperamos más soluciones para el tránsito de Caracas; una que pedimos a gritos es el corredor vial para motos y el elevado sobre el Guaire". Aseguró que "otra rampa de gran utilidad sería al frente, otrora Peña Tanguera o un poco antes, sentido este-oeste". “Todo el que sabe solo criticar es un infeliz” Cualquier tipo de consideración vocal e, incluso, musical, resulta secundaria respecto de la que es su misión principal: contar una historia de la forma más expresiva posible. En su carrera no ha habido obstáculo de cultura, idioma u otro nomenclatura circunstancial de este mundo, pues sabemos todos la música no tiene fronteras. En febrero de 2013, recibió las llaves de la ciudad de Maturín en manos del alcalde José Vicente Maicavares y el Grammy Latino en Noviembre de 2013; siendo el primer venezolano-latinoamericano en Obtener este gran premio... Con 40 años de vida artística con una discografía amplia de Salsa, Boleros, Baladas, Jazz, Aguinaldos, Gaitas, Bambucos, Rancheras, Son y Afro, demuestra en cada canción interpretada que su voz es única, su y su arraigo en el corazón de la gente es puro y sonante Oscar Emilio León Simoza, mejor conocido como Oscar D'León, “El Sonero del Mundo”, nació en Caracas el 11 de julio de 1943. Fecha en que el destino de este caraqueño, en la populosa parroquia caraqueña de Antímano en donde desde muy temprana edad comenzó a interesarse por la música caribeña y le gustaba interpretar a las grandes orquestas de la época. Su talento innato fue creciendo y hoy por hoy es el más grande exponente patrio del género caribeño y otros géneros musicales, en donde ha demostrados ser un artista global. Para contar la historia de este ilustre venezolano ya está en imprenta su biografía escrita por el Dr. William Briceño. La cual relatará su intensa vida que ha tenido por toda la Unión Americana (Estados Unidos), Australia, norte de África, Europa, Japón y Latinoamérica, cuyos escenarios han sido testigos del éxito de este Pentagrama viviente de la música. Oscar es capaz de interpretar con total sentimiento cualquier género. Tal vez los éxitos, y la superación de adversidades, como una demanda que casi lo lleva a la cárcel en los comienzos de su carrera, por presunta relación con una menor, los infartos, y el accidente en el cual perdió un ojo, le han dado otro sentido a su vida. -Yo nací con un problema en dos arterias del corazón que estaban muy delgadas, y se me hizo una operación para ampliarlas, para darles capacidad de aire y de flujo sanguíneo. Mi voz no se vio afectada en ningún momento, porque no hubo mayor incidencia en el corazón, que es cuando se ve realmente mermada su capacidad. -¿Quién le enseñó música? - Los profesores que he tenido han sido espirituales, como [los soneros cubanos] Celia Cruz y Benny Moré. Nunca he tomado clases de canto, ni al principio ni ahora. Sí he tratado de aprender música, pero soy de las personas que tratan de hacer todo muy rápido y no terminan [. Todo se fue dando con el transcurso del tiempo. Cuando ingresé a La Dimensión Latina [en 1972, ya venía cantando por cerca de un año. Lo hacía en discotecas y centros nocturnos. Al comienzo era sólo bajista, porque me encantaba todo el asunto rítmico; pero un día nos botaron de un sitio porque nuestro cantante se peleó con el dueño, y para recuperar el trabajo, hablé con él y le ofrecí que yo podía encargarme del puesto. Duramos únicamente una semana y como no hicimos nada en un mes, fundé la Dimensión. En 1983 es aclamado en Cuba, haciendo realidad su sueño de juventud, se presentó en el Anfiteatro de Varadero y luego en La Habana, en los escenarios de la Ciudad Deportiva, el teatro Karl Marx y el rodeo del Parque Lenin. Si bien la gira representó una gran satisfacción personal para el sonero lo cual le generó críticas del mundo musical caribeño que interpretaron la gira como un apoyo al régimen cubano, sin importar que el mismo cantante hubiese manifestado con anterioridad su rechazo al gobierno de Fidel Castro y que su amor era por Cuba y por su música, a la que sentía que le debía toda su influencia. -¿Cómo le afectan los vaivenes políticos? - Me afectan si dejo que me afecten. Ando cruzando los dedos para que esas situaciones se acaben y todo sea normal. Eso es lo único que yo hago. Pero no vocifero, ni hago alarde, ni le tiro a uno ni al otro; tampoco soy enemigo de ninguno de ellos. Cualquiera que se me acerque recibe un abrazo, mi cariño y se puede tomar una foto conmigo; así con todos. Hay que tratar de unir las fuerzas, las posiciones, para que se enlacen los dos grupos que se tiran el uno al otro. Nunca he querido insertarme en la política, pero trabajo para los políticos; no me alejo de eso, porque debo ser amigo de todos.