jueves, 21 de abril de 2011


El misterio de la telenovela traspasó la pantalla

FANTASMAS EN LAS LOCACIONES DE “LA VIUDA JOVEN”



Ya todos conocen la telenovela estelar de Venevisión “La Viuda Joven”, una producción dramática de suspenso psicológico, misterio y terror que ha atrapado la atención del televidente por lo innovadora, por mantenerlo pegado a la trama y sumergirlo en una serie de incógnitas que desde la comodidad del hogar, intentan resolver y ser parte así de la historia.

Como si no fuera suficiente todo el suspenso que ha plasmado la pluma de Martin Hahn en la historia, y que cada noche los espectadores disfrutan en pantalla, este suspenso traspasó el límite de la ficción y varios integrantes del elenco y el equipo de producción han sido testigos de situaciones paranormales en varias de las locaciones en las que les ha tocado grabar.

Hace unos días parte del equipo realizador de la novela, se encontraba grabando unas de las tantas escenas llenas de ese misterio característico del escritor, en una antigua casa ubicada en Caracas. Avanzada la noche, decidieron grabar otras escenas y continuar esa secuencia al día siguiente. Rorys Hernández, la persona encargada de llevar la continuidad de las escenas, (también conocida como “script”) decidió tomar una serie de fotografías de la escena para evitar algún error en dicha secuencia. Al día siguiente, junto al director de arte Carlos Medina, revisaron las fotos para comprobar que todos los elementos estuvieran en su lugar, y se dieron cuenta que en las imágenes hay unas personas que no estaban en la escena a la hora de tomar la foto.

Rorys tomó tres fotos seguidas, de las cuales en las dos primeras aparece un espectro diferente. En la primera se ve lo que sería la silueta de un hombre y en la segunda la de una mujer. “Cuando vi las fotos, le dije a Carlos que allí no había nadie cuando las tomé, porque me interesaba era la ubicación de una planta y unas sillas, en lo que era una especie de sala. Además, cuando se toman esas fotos de referencia de la escenografía, hay que asegurarse que no haya ningún actor o alguien del equipo técnico o de producción”, aclara Hernández.

En la locación se encontraba Mariángel Ruíz, protagonista de la historia, quién se disponía a grabar en ese momento y estaba afuera en el jardín, esperando que se tomara la foto y se hicieran los cambios en algunos objetos de la escena. “Eso fue justo en medio de una escena, donde yo tenía que entrar desde el jardín y allí sólo estaba Rorys. Cuando vimos las fotos quedamos paralizados, ¡impresionadísimos!, porque allí no había nadie, no tenían porque salir esas sombras. Además, mientras grabamos nadie vio, ni sintió nada extraño”.

Muy cerca de la escena también se encontraba el estilista de Mariángel, Jesús Hichán, “Yo estuve allí y no vi a nadie. Vi las fotos al día siguiente. Estábamos Mariángel, el director de exteriores Dayán Coronado y yo, en la oficina de la productora ejecutiva Sandra Riobóo. Mariángel cuando vio las fotos en dos segundos salió de la oficina y llegó al estacionamiento del susto (risas). Mi asombro fue mayor, cuando regreso a la casa donde grabamos y veo una foto en una pared del antiguo dueño de la casa… era igual a la silueta de la primera foto…”

En una de las fotografías se ve lo que parece ser la estela de una mujer caminando, aunque la forma de su cabeza se desdibuja y parece no tener una pierna. En la otra imagen, se observa la sombra de un hombre con sombrero al lado derecho de la foto. El equipo de producción de la novela le suministró las fotografías al grupo de diseñadores de imagen de Venevisión, para corroborar si se trataba de algún efecto luminoso o de modificación, y quedaron sorprendidos al verificar que no se apreciaba ninguna alteración en la foto original. ¿Ficción o realidad?... Sucesos sobrenaturales que tienen en vilo al equipo técnico y artístico de la telenovela “La Viuda Joven”.





cid:image001.jpg@01CBE879.F5CB9D80